El cuerpo de nuestro amigo está cubierto de pelaje gris, tiene un hocico lleno de curvas, lunares faciales, ocho estómagos , y con una profundo gusto por los chanchitos de tierra del planeta Orión. ¿Dato curioso? Zerit0, solo bebé hielo de cometas.

 

Fue a la escuela durante 122 años, desempeñándose cada uno de ellos como el asistente del equipo Zerifurris.

Zerito  siempre admiró  a los humanos, el planeta tierra era un lugar prohibido, ya que los zerivecinos contaban que ahí los humanos dañaban a los animales y también los esclavizaban. Sin embargo cuenta la historia que Zerito jamás creyó tales difamaciones ¡Jamás! Por el contrario; añoraba algún día poder ser un adulto, y visitar en su nave espacial aquel planeta azul  donde las luces destellaban una vez al día, (cada 31 de diciembre terrícola)

¡Emocionante!

El la universidad, Zerito estudió Odontología,  lo cual según sus propias palabras no fue tan “difícil’ , dado que los Zeritocianos tienen muy pocos dientes. Su frase característica es:

“Zerilbertin”.

 

Un día cualquiera, su planeta entra en catástrofe, ¡Estaba a punto de estallar!,

Todos los Zeritocianos y habitantes del planeta HIT ZER0 enchufaron los secadores de pelo al mismo tiempo.

¡Pero que semejante tontería!

 

Eso fue una locura, el planeta estaba en llamas y no había tiempo que perder…

Sin mas reparos y albergando solo una foto de sus padres, se sube a su nave y escapa justo antes del colapso infernal.

Su pobre corazón de unicornio se destrozó, ya no quedaba nada, no habían amigos, ni juegos, solo le quedaba el eterno destino de la eternísima eternidad de los años eternos y por venir…

Durante 300 millones de zeriaños zerito viaja y vaga por el espacio. En algunas galaxias era considerado un anciano, en otras sin embargo el era un bebé.

Planeta tras planeta, y desde un agujero negro a otro, Zerito no encontraba la  energía que su corazón necesitaba para vivir.

Su nave le proporcionaba zerioxigeno para siempre, la fusión combustible de la nave se encargaría de mantenerlo con vida para siempre y………

¿Pero?

 

 

¡Su corazón de Unicornio!

¡Un Zerito con Vida pero vacío por dentro no servía para nada!

 

Durante un cálido día de Abril y del recién llegado otoño, en la ciudad de Santiago, paralelo meridiano zeriniano 2122 en la nave caspiniana y con un corazón muy débil sin poder mas de la soledad , comiendo el asqueroso polvo estelar de los extraterrestres …. Cuando

 

Un meteorito

 

¡Un meteorito!

 

¿Un Meteorito?

¿Un meteorito dices?

!¡SI!

¿De dónde?

¿Cómo que de dónde?

de la galaxia Pegaso …..

¿Entonces?

 

Golpea la cola de la nave;  haciendo esta y su único tripulante, estrellarse con el planeta Tierra, cayendo justo en el techo de las oficinas de la perrera municipal.

No había caso, nadie entendía que Zerito era un ser especial, después de tantos años ya no quedaba nada, y la tierra era solo una utopía que el llenaba en su mente inocente antes de ir a dormir.

 

De pronto una mañana y en un baño regular ya que asumían que Zerito tenia pulgas. Fue encontrado por una misteriosa peluquera canina, ella y su experiencia lograron notar que Zerito tenía mas dientes de lo normal y que caminaba en dos patas

 

¡¿Pero qué Animal es este?! Se pregunto…

Sin mas reparo lo llevó a casa, el no necesitaba un baño y no tenia una sola pulga. Necesitaba una familia y ella estaba dispuesta a dársela, solo esperaba que no se comiera el gato.

 

¿Zerito come gatos?

¡Claro que no! Pero uno nunca sabe.

 

Hoy Zerito es parte de un grupo selecto de Cheerleaders en el grupo Zer0, es muy amigable y le encanta bailar, creemos que tendrá vida eterna, ya que el Cheerleader le proporciona la alegría suficiente para que su corazón de unicornio pueda perdurar en la eternidad.

 

¡Ay que lindo!

 

Zerit0 nos enseña cada día a que ser diferente no es un problema si no que es una cualidad, nos enseña que a pesar que la vida a veces es cuesta arriba, también a veces es cuesta abajo y hay que aprovechar el vuelo.

¡No te rindas jamás!

 

Zerito siempre estará ahí para apoyarte, ya sabes, el crecerá contigo a través de los años eternisimos, eternos, infinitos de la eternidad.

 

Fin